El chófer de Guerrero pedirá su excarcelación por haber colaborado con la Justicia

Posted on 22 marzo 2012


TRAMA DE LOS ERE| Alegará la prescripción de la mayoría de los delitos

Trujillo, sale de los juzgados camino de la prisión. | Carlos Márquez 

Trujillo, sale de los juzgados camino de la prisión. | Carlos Márquez

  • Su abogado lamenta que las elecciones hayan ‘envenenado esta causa judicial’
  • ‘Llegó a imputarse a sí mismo y no ha obstaculizado nunca a la Justicia’
  • El letrado de Trujillo explica que su defendido era ‘sólo un chófer’

Efe | Sevilla

Juan Francisco Trujillo, chófer del ex director general de Trabajo de la Junta de Andalucía Francisco Javier Guerrero, ha recurrido su ingreso en prisión por los ERE irregulares alegando su colaboración con la Justicia y que la mayor parte de los 22 delitos que le imputan están prescritos.

Su abogado, Antonio Aguilar, ha informado a Efe de que va a recurrir directamente ante la Audiencia de Sevilla la prisión sin fianza decretada por la juez Mercedes Alaya, a la vez que ha lamentado que la política y el periodo preelectoral hayan “envenenado esta causa judicial”.

Trujillo se convirtió la madrugada del miércoles en el segundo del medio centenar de imputados que ingresa en prisión por los ERE irregulares, tras el encarcelamiento el pasado día 9 del ex director general de Trabajo para quien trabajó como chófer entre 2003 y 2007.

La juez le imputó haber recibido 1,3 millones de euros en ayudas de la Junta para tres empresas ficticias, además de otros 122.000 euros que su propia madre percibió como ayuda individual.

Según su abogado, no es cierto lo que afirma el auto de prisión de que Trujillo puede tener otras empresas pues se gastó todo lo que recibió y la Agencia Tributaria ya ha investigado sus propiedades en Jaén, sin encontrar nada, a raíz de la inspección abierta al descubrir que no había tributado por las subvenciones percibidas.

En su recurso va a alegar que Trujillo ha colaborado en todo momento con la Justicia, se presentó voluntariamente ante la Policía de Jaén y el martes estuvo declarando durante más de ocho horas ante Alaya.

Trujillo “llegó a imputarse a sí mismo, no ha obstaculizado nunca la acción de la Justicia y no existe riesgo de fuga” pues sólo percibe un seguro de paro “mínimo”, ha afirmado su defensor.

Consiguió dicha prestación -según confesó ante la juez- mediante dos contratos falsos que le hicieron unos empresarios amigos, algo que según Antonio Aguilar “por desgracia hace mucha gente cuando le faltan unos meses de cotización”.

El imputado “no era más que un chófer”, ha manifestado su abogado, quien rechaza la posibilidad apuntada en el interrogatorio de la juez de que él pudiese estar al tanto de lo que decidían los máximos responsables de la Junta.

En su recurso, va a alegar que la mayoría de los delitos que le imputó la juez están prescritos, como la ayuda que recibió su madre o las subvenciones de 450.000 euros para cada una de sus empresas.

Trujillo llegó ante la juez imputado por once delitos pero fue encarcelado por un total de 22 entre falsedad en documento mercantil, cohecho, prevaricación, malversación de fondos públicos y fraude de subvenciones.

Anuncios