Los disidentes cubanos, en el abismo de la calle: ‘Nos sentimos traicionados’

Posted on 10 abril 2012


SOCIEDAD| Fin de las ayudas del Gobierno

Orlando Fundora posa junto a un cuadro que pintó en prisión. | Sergio González 

Orlando Fundora posa junto a un cuadro que pintó en prisión. | Sergio González

  • Los ex presos políticos exigen una solución; están sin dinero ni empleo
  • Están dispuestos a marcharse en bloque a EEUU para empezar otra vida
  • Plantean acampar el 18 de abril en la calle al no poder mantener el alquiler
  • El colectivo, de 600 personas, llegó por un acuerdo entre Madrid y La Habana
  • Uno se suicidó hace días y otro no tiene cómo pagar el entierro de su suegra

Álvaro Carvajal | Madrid

“Nos sentimos engañados y traicionados”. Los disidentes cubanos que llegaron a España entre 2010 y 2011 en el histórico acuerdo entre Zapatero y el régimen de Castro exigen una solución a una situación que tildan de “crítica” tras el final de las ayudas económicas del Gobierno.

Orlando Fundora Álvarez, que preside la Asociación de Presos Políticos, denuncia que las prestaciones prometidas “no se han cumplido” en la mayoría de los casos. Por eso, en los próximos días se esforzará en alcanzar un acuerdo con el Ejecutivo ya que si no, el colectivo de ex presos políticos y familiares, que engloba unas 600 personas, se verá abocado a vivir en la calle sin dinero apenas un año y medio después de que el Gobierno los trasladara a España. “Es muy duro estar en una prisión y venir aquí y verse en la calle pidiendo limosna”, indica.

Julio César Gálvez. | Reuters 

Julio César Gálvez. | Reuters

Este disidente, con unos 20 años en prisión, pone como fecha el 18 de abril. Si entonces no hay un acuerdo, él y sus “hermanos” acamparán en algún lugar de Madrid. Puede ser en la Puerta del Sol o en algún parque de la capital. Ya tienen cinco tiendas de campaña y buscan más para levantar un ‘campamento esperanza’ donde vivir y, a la vez, demandar una solución y expresar su protesta.

Fundora subraya que dado que en España no hay trabajo y no quieren ser “unos mantenidos”, el conjunto de los disidentes quiere marcharse en bloque a Estados Unidos donde la comunidad cubana es muy importante. Allí entienden que hay más posibilidades de encontrar un empleo y de recibir ayudas. “Si no lo hay para los españoles, menos para nosotros”, indica. Asimismo, apunta que no se les han homologado sus títulos, tal y como se les prometió.

De Sol al Congreso

Comenzarán hoy a dar visibilidad a su problema. A partir de las 10.00 horas, los ex presos políticos y las ‘Damas de blanco’ se concentrarán en Sol para airear sus circunstancias y, a las 13.00 horas, siete de ellos acudirán el Congreso de los Diputados para reunirse con el diputado del PP Teófilo de Luis. UPyD se ha interesado por su situación y también podrían reunirse con su líder, Rosa Díez.

Hasta ahora, explica el preso de conciencia cubano, se han sentido “abandonados” por los políticos que tanto se felicitaron por su liberación. Por el PSOE, que gestionó el acuerdo cuando estaba en el Ejecutivo, como por el PP, que siempre ha sido muy incisivo en este tema y que llevó a Aznar a endurecer su política hacia La Habana. De la Iglesia católica, tercera ‘pata’ de su desembarco en España, tampoco han sabido “nada”.

Exteriores busca ‘salidas’

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores comienza a moverse para encontrar una salida. El secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia, afirmó ayer que están “revisando caso por caso para ver qué solución se da a cada uno de ellos” a través del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, ya que todos pueden trabajar. “Estamos buscando salidas dentro y fuera de España”, reveló.

Orlando Fundora, en su casa. | S. G. 

Orlando Fundora, en su casa. | S. G.

Fuentes del Ministerio de Exteriores explicaron a ELMUNDO.es que el programa de ayudas no se renovará y que había concluido en función de los plazos que se fijaron entonces, impulsados por el entonces ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. En ellos se establecía un año con diferentes prestaciones (unos 700 euros de alquiler y unos 180 euros por persona) que podrían prorrogarse seis meses más, según las mismas fuentes.

Los disidentes, en cambio, aseguran que el dinero se ha cortado antes de plazo. Fundora llegó en abril de 2011 y no empezó a pagar un alquiler hasta junio, sin embargo, ya le avisaron de que dejará de recibir todas las prestaciones. En su caso, no hay una prórroga.

Su mujer, Yolanda, que se encuentra enferma, es contundente: “Si hubiera sabido que esto es así, me hubiese quedado en Cuba aguantando la soberbia”.

Sin dinero para incinerar a la suegra

El ex preso Julio César Gálvez también denuncia un incumplimiento. Su caso es diferente. Este periodista, que pasó siete años en la cárcel, llegó a España el 13 de marzo de 2010 en el primer grupo y se marchó a una vivienda el 4 de noviembre de 2010. Con la ampliación de seis meses, afirma, tendría que continuar en esa casa hasta mayo.

“La situación es crítica desde el punto de vista humanitario”, explica Gálvez, que puntualiza que en las familias hay niños pequeños, ancianos y personas enfermas.

El caso de Gálvez es particularmente doloroso. Su suegra falleció el pasado domingo y el cadáver permanece en el Hospital Virgen de la Torre porque no tiene dinero para incinerarla. “Me piden 900 euros, que hay que pagar obligatoriamente”, explica el periodista, que resume así su paso por España: “Vine a sufrir”.

En los últimos días, el disidente y periodista Alberto Santiago Du Bouchet se suicidó. Su familia sostiene que le había afectado el anuncio del final de las ayudas y Fundora subraya que así es, que “no pudo aguantar” esta incertidumbre. Exteriores, que ya lamentó su muerte y expresó su pésame, no ve una “relación directa”.

 

Fuente:Elmundo.es
Anuncios
Posted in: Internacional