Los 3 lugares ineludibles del ligoteo diario

Publicado en 20 mayo 2012


SEXO Y AMOR

 

Yahoo Tendencias

Un ligón que se precie no espera las ocasiones excepcionales para tentar a la suerte. Las oportunidades se presentan a diario: entre los estantes del supermercado, en el metro o incluso en la máquina de café.

En el supermercado, conocer una sección

¿Y si el amor estuviese en la sección de frutas y verduras? Ni hablar de dejar pasar la oportunidad, hay que atreverse. Después de todo, ella sólo es una extraña y no arriesgas nada, así que es inútil hacer mil preguntas del tipo “¿Y si me suelta una bordería?”, “¿Qué va a pensar de mí?”, “¿Y si ya tiene novio?” A todas estas preguntas nos dan ganas de contestarte “¿Y qué?”… Sólo tienes que pensar en una cosa: quien no intenta nada, no tiene nada… Es el momento de pasar a la acción. ¿Cómo? Para empezar, elige el momento adecuado para ir a hacer tus compras: evita las horas punta y el fin de semana, sólo encontrarás familias, amas de casa o sexagenarios… gran error de estrategia.
Lo ideal: la franja de 18h a 20h, hervidero de solteras hambrientas tras una larga jornada de trabajo que van a hacer sus compras… Segundo: el carrito. Observa bien los productos de la joven para eliminar todos los desafortunados poseedores de pañales, tarros y demás, espuma de afeitar para él. Elige los congelados para una persona y los paquetes de patatas (para recibir a los amigos). Ahora ya puedes intentarlo. La técnica: el pack de agua está muy alto… y es demasiado pesado. Ayúdala, y cuando te de las gracias, aprovechas para entablar conversación. Otra artimaña para vosotros: arreglárosla para intercambiar los carritos… Las más grandes historias de amor nacieron de un qui pro quo. Sí, bueno, un falso qui pro quo, nadie ha visto nada…

En el metro, un vagón

Dado el tiempo que pasan algunos en el transporte público, sería una pena no aprovecharlo para realizar buenos encuentros. Incluso EL encuentro. Pues sí, hay cosas más románticas. Pero el amor, o al menos la atracción, no se pide. Si te gusta una chica que ves todos los días a la misma hora, decídete a dar el primer paso. Una mañana, cuida tu atuendo y pon toda la carne en el asador para seducirla (de todas formas, no olvides que luego te vas al trabajo…). Intenta buscarla en el andén y arréglatelas para montarte discretamente en el mismo vagón. En el interior, intenta estar en su campo de visión y aparenta estar ocupado: leyendo, enviando mensajes, jugando al solitario en el iPhone… Levanta la mirada de vez en cuando y fíjala durante algunos segundos en ella antes de volver a tus ocupaciones.
Si le gustas, te sostendrá la mirada y te sonreirá. Si no, déjalo, o bien no le interesas o está casada… En caso contrario, aprovecha la ocasión para ir a hablarle. Comienza por el libro que lee o los retrasos del tren. Ya encontrarás algo. Si estás seguro de volver a verle al día siguiente, haz durar un poco el juego de seducción y espera antes de darle tu número de teléfono.

En la máquina de café, añade interés


Otro lugar de ligoteo diario ideal: la máquina de café de la empresa. ¿Una colega te gusta y no sabes cómo abordarle? Intenta durante un café. “Así que ¿cómo has pasado el fin de semana?”, “¿Has ido al cine últimamente?”, “Impaciente por estar de vacaciones ¿te vas pronto?”… La ventaja es que esta vez no estás delante de una desconocida (en el peor de los casos, le conoces sólo de vista) y al menos tenéis un punto en común: vuestra vida profesional. Un detalle que facilita enormemente la entrada en materia, sobre todo alrededor de un café… Sin embargo, evita hablar sólo de “trabajo”: ella justamente viene ahí para cambiar de aires y hacer una pequeña pausa. Si fuma y tú también, aprovecha para proponerle salir a fumar fuera (¿cómo? Habrá que aprovecharse de la ley antitabaco) y proseguís vuestra conversación. Si sientes que la cosa va bien, no dudes en proponerle un almuerzo “uno de estos días” para empezar, para hacerle languidecer un poco y ver cómo se comporta después. Si observas distancia, es que no le apetece. En el caso contrario, no esperes más: te recordamos que el 12% de las parejas casadas se conocieron en su lugar de trabajo…

Fuente:Yahoo Tendencias/maquet:ErDesvan.com
About these ads
Posted in: Sexo y Amor