La evolución de la música a través de la selección natural

Posted on 19 junio 2012


EVOLUCIÓN| Un programa para crear ‘hits’ musicales

Detalle de la página web de DarwinTunes. 

Detalle de la página web de DarwinTunes.

Teresa Guerrero | Madrid

¿Por qué la música clásica y popular ha perdurado durante siglos mientras que otros estilos cambian constantemente? ¿Cómo evolucionan los gustos musicales? ¿Es posible hacer música sin un compositor, es decir, sin que sea el producto de un acto consciente y creativo? Un equipo de investigadores del Imperial College de Londres está intentando responder a estas cuestiones mediante un programa informático que crea sonidos a partir de los gustos del público.

Gracias a este programa, bautizado como DarwinTunes, potencialmente se podrían crear canciones pop que contaran con el beneplácito de muchos aficionados a la música, es decir, lograr una especie de máquina ‘hits’ musicales. Una polémica forma de crear música que seguramente rechazarán muchos otros melómanos.

Pero este no era el objetivo de los investigadores. Con DarwinTunes, Robert M. MacCallum y su equipo intentaban averiguar si la selección natural está también detrás de la evolución musical. Y es que, sostienen los padres de este proyecto, de la misma forma que la Teoría de la Evolución de Darwin explica por qué determinadas especies animales y vegetales han sobrevivido, la cultura humana también es el resultado de la selección natural. “La gente siempre copia de otras personas elementos culturales -palabras, canciones, imágenes, ideas-. Pero la copia es imperfecta, hay una mutación. Algunas mutaciones culturales son mejores que otras: la mayoría muere pero otras se convierten en éxitos. Este proceso, que se ha repetido durante 50.000 años, nos ha dado todo lo que hacemos y decimos. Es el proceso de la evolución cultural”, explican en su página web.

Los votos de 7.000 usuarios

Para llevar a cabo este experimento, cuyos detalles se publican esta semana en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ (PNAS), los investigadores contaron con la colaboración de 7.000 usuarios de música por internet.

DarwinTunes es capaz de producir música a partir de ruido de manera automática, sin compositor. Fue programado para crear al azar pistas de sonidos, que eran sometidas al escrutinio de los consumidores de música por internet.

El programa mantenía 100 pistas, cada una con una duración de ocho segundos. Se presentaban a los participantes en tandas de 20. Los usuarios de internet debían valorar cada una de las pistas en una escala de cinco respuestas que iban desde la peor valoración (‘I can´t stand it’, ‘no puedo soportarlo’) a la mejor (‘I love it!’, me encanta).

A partir de las 10 más votadas, el programa generaba 20 nuevos sonidos, que reemplazaban a las pistas que habían sido peor valoradas por los usuarios. Según señalan los autores de este peculiar estudio, este proceso representaría una ‘generación’ de evolución musical. En el momento de la publicación del estudio, DarwinTunes había repetido este proceso en 2.513 ocasiones lo que, siguiendo con su vinculación con la selección natural, supondrían otras tantas generaciones.

Posteriormente preguntaron a los usuarios su valoración sobre sonidos de diferentes generaciones. Según aseguran en su estudio, los más evolucionados fueron también los preferidos por los participantes.

Armand Leroi, coautor del estudio y profesor de Biología Evolutiva del Imperial College de Londres, explicaba así, en una nota de prensa, cómo surgió el experimento: “Todo el mundo sabe que la música es el producto de la tradición de genios de la música. Bach le pasó el testigo a Beethoven, que a su vez se lo dio a Brahms; Lennon y McCartney se lo dieron a los Gallagher (Oasis), que se lo pasaron a Chris Martin (Cold Play). Pero, ¿es eso realmente lo que lleva a la evolución musical? Nos preguntábamos si las elecciones de los consumidores son realmente la fuerza que hay detrás de la implacable evolución del pop. Cada vez que una persona se descarga una canción en lugar de otra está llevando a cabo una elección. Y un millón de elecciones representa un millón de actos creativos. Después de todo, así fue cómo la selección natural creó toda la vida en la Tierra. Y si la selección puede hacer eso, pensamos que debería ser capaz de crear una canción pop”. Ahora están empezando a obtener respuestas.

Fuente:Elmundo.es/Maquet:ErDesvan.com
Anuncios
Posted in: Evolución