Enredo judicial y un año de fuga

Posted on 29 junio 2012


Antón Troitiño

  • Quedó en libertad por una polémica interpretación de la Audiencia
  • Cuando la decisión fue corregida ya se había fugado

Vascopress | Bilbao

Antón Trotiño.
Antón Trotiño.

La captura en Londres del miembro del ‘comando Madrid’ de ETA Antón Troitiño Arranz, condenado por 22 asesinatos, ha puesto fin a una fuga que ha durado algo más de un año.

Troitiño salió de la prisión de Huelga la tarde del 13 de abril de 2011, tras llevar 24 años en la cárcel. La orden de excarcelación llegó por sorpresa ya que nadie esperaba al miembro de ETA a su salida del centro penitenciario.

La Audiencia Nacional le aplicó en su momento la ‘doctrina Parot’ para efectuar el cómputo del cumplimiento de la condena y estableció que su excarcelación debía producirse en el año 2017, decisión que fue recurrida por Troitiño.

Sin embrago, la excarcelación se produjo finalmente, en abril de 2011, en la fecha en que hubiera sido puesto en libertad sin aplicación de la ‘doctrina Parot’. La Audiencia Nacional revisó su decisión inicial y aplicó una nueva doctrina establecida por el Tribunal Constitucional -ya corregida- que permite computar como tiempo de cumplimiento de condena el periodo en el que un recluso ha pasado como preventivo en una causa mientras estaba penado en otro sumario.

La Fiscalía no adoptó entonces ningún tipo especial de vigilancia una vez que el preso fue puesto en libertad argumentando que atentaría contra sus derechos. La Audiencia Nacional pidió finalmente que se revocara la providencia que puso en libertad al etarra y ordenó su busca y captura. Sin embargo, Troitiño ya se había dado a la fuga.

Después de Hermosa Urra, Troitiño fue el segundo caso en el que se aplicó a un miembro de ETA esta doctrina. Tras recuperar la libertad, Trotiño se trasladó a San Sebastián, donde permaneció unos días, pero poco después desapareció, de manera que cuando la orden de libertad fue revocada, ya estaba huido.

En un primer momento se trasladó a Francia, donde permaneció en la clandestinidad durante varios meses. Después, con ayuda de la organización terrorista, se trasladó a Londres.

Antonio Troitiño fue detenido el 23 de enero de 1987 en la operación policial que condujo a la desarticulación del ‘comando Madrid’ del que también formaban parte Iñaki de Juana Chaos, Esteban Esteban Nieto e Inmaculada Noble Goikoetxea.

Troitiño, que antes de incorporarse al ‘comando Madrid’ había formado parte de un grupo ‘legal’ en Guipúzcoa, participó en la campaña de atentados perpetrada por ETA en la capital española durante el año 1986.

Sus 22 asesinatos

  • Lorenzo Mendizabal (carnicero): El 26 de octubre de 1983 comete su primer atentado mortal en Irún. Mendizabal fue tiroteado cuando despachaba a sus clientes en su establecimiento. Troitiño fue condenado a 20 años de cárcel en 1988.
  • Ángel Zapatero Antolín (guardia civil): Atenta con bomba lapa el 14 de junio de 1984 en San Sebastián. Un niño resultó herido. Fue condenado a 29 años en 1988.
  • Teniente coronel del Ejército de Tierra Carlos Vesteiro, comandante Ricardo Saénz de Ynestrillas y soldado conductor Francisco Casillas Martín: Ametrallados el 17 de junio de 1986 en Madrid. Condenado a 87 años.
  • 12 guardias civiles: Asesinados con una furgoneta bomba en la plaza de la República Dominicana de Madrid el el 14 de julio de 1986. Su pena más larga, 2.232 años de cárcel.
  • Cinco guardias civiles. Atentado contra un Land Rover de la Guardia Civil perpetrado el 25 de abril de 1986 en la calle de Juan Bravo de Madrid. Hubo otros cuatro agentes heridos. Condenado a 378 años en 1990.

Además de estos asesinato, intervino en otros atentados como el intento de matar al presidente del Consejo General del Poder Judicial, Antonio Hernández Gil, el atentado con granadas contra el Ministerio de Defensa y la colocación de varios artefactos explosivos, tanto en Madrid como en Guipúzcoa.

Fuente: Vascopress/Maquet:ErDesvan.com
Anuncios
Posted in: Terrorismo