La juez cree que Blasco cobró dinero de la trama de fraude al Tercer Mundo

Posted on 3 julio 2012


TRIBUNALES| Fraude en las ayudas al Tercer Mundo

El portavoz del PP en las Cortes, Rafael Blasco, en su escaño. | Foto: Benito Pajares 

El portavoz del PP en las Cortes, Rafael Blasco, en su escaño. | Foto: Benito Pajares

  • Estima que Blasco podría haber cometido prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, falsedad documental y malversación de caudales públicos
  • Blasco ‘conocía el fin último de Augusto César Tauroni de lucrarse con los fondos obtenidos de las subvenciones de la Consejería de Solidaridad’
  • Sospecha que el ex conseller participaba con Tauroni de sociedades en EEUU

Rodrigo Terrasa | Valencia

La titular del juzgado de Instrucción número 21 de Valencia, la juez Nieves Molina, ha remitido al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) el conocido como ‘caso cooperación’ -en el que se investiga un presunto fraude en la concesión de subvenciones de la Generalitat Valenciana a ONG para proyectos en el Tercer Mundo- al estimar que el ex conseller de Solidaridad y Ciudadanía y actual portavoz del PP en las Cortes Valencianes, Rafael Blasco, pudo incurrir en hechos delictivos.

La magistrada se ha inhibido en favor del tribunal valenciano, puesto que es este órgano el competente para instruir los procedimientos en los que figuran aforados. En este caso, Rafael Blasco lo es.

De esta manera, la juez sigue los pasos de Fiscalía Anticorrupción, organismo que solicitó el traslado de la causa al TSJCV al estimar que Blasco podría haber cometido de un delito de prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, falsedad documental y malversación de caudales públicos.

En el auto, la juez relaciona distintos correos electrónicos intervenidos a los implicados en la trama para “abrigar la posibilidad de que D. Rafael Blasco haya recibido dinero de D. Augusto Tauroni [cabecilla de la trama], entregas de cantidades directamente relacionadas con su intermediación en la adjudicación de las subvenciones a ‘Entre Pueblos’ o las ONGD gestionadas por el mismo”.

Concluye y considera “constatado” que Rafael Blasco “conocía el fin último de Augusto César Tauroni de lucrarse con los fondos obtenidos de las subvenciones de la Consejería de Solidaridad y Ciudadanía y además, participó de los beneficios ilícitos obtenidos por Augusto Tauroni al recibir determinadas cantidades de dinero por parte de éste“.

Contratos amañados

Relata que Tauroni decidió participar a través de de la Fundación Entre Pueblos o a través de pequeñas ONG en las distintas convocatorias públicas de subvenciones de la Conselleria de Solidaridad al contar con “la aprobación y apoyo” de Blasco, quien “atendiendo al cargo político desempeñado le iba a favorecer en la aprobación de los proyectos que presentase imponiendo a través de terceros (funcionarios o cargos de la Dirección General de Cooperación), la aprobación de los proyectos presentados por las entidades relacionadas con Tauroni”.

En esa estrategia, Tauroni no sólo contaba con el apoyo de Blasco, sino también con las “personas de confianza” del ex conseller, que “a instancias del mismo intentaron allanar el camino” para que se aprobaran los proyectos de Tauroni. La juez delata que se salvaban las distintas trabas administrativas “admitiendo facturas de dudosa legalidad o proponiendo el cambio de unas por otras”.

Para desviar fondos, Tauroni creó un entramado de empresas directamente relacionadas con el mismo, en España y en EEUU.

Sociedad de Blasco en EEUU

La magistrada recurre también a la documentación intervenida en los registros y recuerda que en el domicilio de Josep María Felip, ex director general de Cooperación y ‘número dos’ de la Conselleria en tiempos de Blasco, “se encontró en una solapa del maletín de mano que portaba en el momento de su detención y con el que dio inicio al registro de su domicilio, una serie de folios impresos conteniendo empresas con las palabras Rafael Blasco Castany en EEUU y una serie de datos de las siguientes sociedades: T & B BLASCO ENTERPRISES INC, BLASCO CONSTRUCTION CORP, BLASCO INVESTMENTS LLC, BLASCO ELECTRIC INC, BLASCO ENTERPRISES LLC“.

Según concluye la juez, dichos documentos son “indicativos de las sospechas que le generaba al Director General la actuación de su Consejero, hasta el punto de pensar que el mismo participaba de sociedades en EEUU, sospechas que asimismo se extendían respecto de D. Augusto César Tauroni ya que también había hecho búsquedas en Internet sobre sociedades con las que pudiera estar relacionado”.

“El Sr. Felip sospechaba por tanto de la posible connivencia entre aquellos dos en las actividades ilícitas que se habían desarrollado en la Consejería de la que era Director General”, dice el auto.

Fuente:Elmundo.es/Maquet:ErDesvan.com
Anuncios
Posted in: Tribunales