Volverá, ya lo verán

Posted on 5 julio 2012


Del blog de Santiago González.

La pluma de Santiago González mira, ríe, sufre y protesta cuando pincha la realidad.

La pluma de Santiago González mira, ríe, sufre y protesta cuando pincha la realidad.

 “Dejo un tiempo la política activa. Vuelvo a trabajar en cooperación al desarrollo, en la Organización Panamericana de Salud. Cumplo un sueño”.

Disfrútalo, Leire, que ese sueño te lo paga España. La ONG que se beneficiará de los conocimientos y el buen quehacer profesional de Pajín recibió del Gobierno español en la época de Zapatero 61 millones de euros, según ABC, 39 según La Gaceta. Es natural que ahora tengan un detalle, aunque nos salga quizá un poquitín caro.

Nuestra simpar Pajín se va con un contrato de seis meses, prorrogables por otros seis. Está bien que las ONGs beneficiarias guarden memoria de quienes son sus mecenas. Esto permite agradecer el favor cuando el favoreciente lo necesita. Tampoco es cosa de que el Gobierno anterior se deslomara a base de otorgar subvenciones para que luego los subvencionados coloquen a quienes no se han mojado por ellos.

A uno le parece bien. Ha escrito y hablado tanto sobre la necesidad de pactos nacionales y de la continuidad de la acción del Estado, que ver cómo se recompensa a una servidora de Estado aunque el Gobierno sea de otro color político le parece una noticia reconfortante. Lo único que, según decía, es desproporcionado pagar toda esa pasta por un puesto de trabajo tan eventual. Saldría mucho más barato ingresarle el sueldo, el que cobre, cada fin de mes sin necesidad de exigirle contraprestación laboral ni de ningún otro género.

De acuerdo que no es muy edificante, pero según cómo se mire. Por una parte, aumentaría las vocaciones cooperantes entre nuestros jóvenes, mucho mejor que la voluntad de ser famosos o apuntarse a Gran Hermano, que es la actualmente dominante. Y ya, de perdidos: si tenemos que elegir para nuestros hijos entre el modelo Pajín y el Kiko Rivera Pantoja, todos preferiremos la primera. Por otra, anuncia que volverá.

Volveré, I’ll be back, dijo Arnold Schwartzennegger al salir de una comisaría de Policía en ‘Terminator’.

Volveré, (I’ll shall return), dijo Douglas Mc Arthur, después de la derrota en Filipinas.

Volveré, cantaba Sergio Dalma.

Volveré, cantaba también Mala Rodríguez

Un día volveré, escribió Juan Marsé en los primeros años 80.

Volverás, querida Leire. Volverás a mi huerto y a mi higuera,/ por los altos andamios de las flores/pajareará tu alma colmenera/ de angelicales ceras y labores. (Miguel Hernández).

“Volverás, Doc”, le dijo, a modo de despedida el alcaide de la cárcel a Doc McCoy (Steve McQueen) en el momento de su salida.

De la ceniza volverás (Ray Bradbury).

Anuncios
Posted in: Blogueros