Sánchez Gordillo suma adhesiones y también declaraciones de condena

Posted on 18 agosto 2012


CRISIS| Asaltos ‘reivindicativos’

Ayuntamiento de Marinaleda. Foto Jenu

Ayuntamiento de Marinaleda. Foto Jenu

  • Diputados de la izquierda valenciana se declaran cómplices de los asaltos
  • El pleno del Ayuntamiento de Écija rechaza mayoritariamente lo ocurrido

Teresa López Pavón | Sevilla

Juan Manuel Sánchez Gordillo se ha convertido sin duda en el personaje del verano. Su causa gana adeptos a diario a medida que el eco de sus ‘actos reivindicativos’ se aleja de las fronteras andaluzas. Dentro, sin embargo, sus particulares formas de ejercer de ‘antisistema’ dentro del sistema (lleva años cobrando como político profesional del Parlamento Andaluz) se reciben con menos apasionamiento, en la medida en que, tras años de gobernar en Marinaleda, las sombras de su gestión y de su forma de entender el poder empiezan a hacer mella en su figura política, provocando muchas reservas dentro y fuera de su partido y del mundo jornalero del que se ha erigido prácticamente en exclusivo representante junto al ex alcalde de El Coronil, Diego Cañamero.

En los últimos días, las adhesiones a la causa de Sánchez Gordillo han ido en cualquier caso creciendo, sobre todo desde los partidos de izquierda y desde los colectivos sociales más activos en favor de las víctimas de la crisis económica, por ejemplo, los agrupados en torno al 15M.

Apoyos en Valencia

La última en sumarse a las manifestaciones de apoyo al líder jornalero ha sido la diputada valenciana de EUPV Marina Albiol que, junto a varias decenas de personas, ha presentado este viernes en el registro de la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana un documento en el que se declaran cómplices del asalto a los supermercados andaluces.

El gesto tiene por objetivo mostrar “solidaridad” con una acción “de desobediencia civil pacífica, sociopolítica y comunicativa brillante” que ha conseguido “poner encima de la mesa el debate sobre la exclusión social y el aumento vertiginoso de la pobreza”. Así lo ha expresado -en declaraciones a Europa Press- Yolanda Prats, una de las portavoces de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) de Valencia, entidad convocante de la iniciativa, que calcula que cerca de medio centenar de ciudadanos han secundado esta muestra de apoyo a los sindicalistas andaluces.

Además de Albiol, también se han sumado a la iniciativa sus compañeros Ignacio Blanco, Esther López y Rosa Pérez Garijo. Pero antes lo había hecho ya un nutrido grupo (más de 60) de activistas de izquierdas en Murcia. Todos han adoptado la fórmula de la autoinculpación por el asalto a comienzos de agosto de dos supermercados en Écija y Arcos de la Frontera.

Condena en Écija

En paralelo, sin embargo, el Ayuntamiento de Écija aprobaba por mayoría (con los votos del PP, el PA y el PSOE) una declaración de condena por lo ocurrido en una tienda del municipio. Sólo IU se negó a adherirse a ese rechazo, después de que socialistas y populares pactaran el contenido del escrito de repulsa incluyendo, a petición de los socialistas, una declaración para manifestar un gesto de ‘sensibilidad’ con quienes están sufriendo los rigores de la crisis.

La propuesta del PP, que gobierna Écija con el apoyo del PA, incluye también la solidaridad con los trabajadores del supermercado y la exigencia al SAT de que “no utilice Écija para sus acciones“.

Esos acuerdos han sido enmendados por el PSOE con la iniciativa de crear una comisión técnico-política que evalúe situaciones de exclusión social y preste auxilio a vecinos de Écija que estén en tal situación. La concejala de IU ha declarado por su parte que “la imagen de Écija no la mancha el SAT, sino las más de 5.500 personas en paro“, según informa Efe.

Aunque todos los dirigentes socialistas han mostrado su rechazo a las ‘formas’ del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) -en el que Sánchez Gordillo y Diego Cañamero ejercen de ideólogos- el PSOE de José Antonio Griñán se ha negado a reprobar en el Parlamento al diputado. Sabe que eso le supondría un problema con IU, con quien gobierna en la Junta de Andalucía. En Izquierda Unida también se hacen encajes de bolillos para poner distancias con el alcalde de Marinaleda, pero sin poner en riesgo, en el fondo, la fuerza de los apoyos que le acompañan. La imagen de una izquierda irreverente le sirve, por otro lado, a IU para compensar los recortes que, como fuerza coaligada, tendrá que ‘bendecir’ desde el Gobierno andaluz.

Monopolio institucional

Sin embargo, en estos días en que la figura de Sánchez Gordillo crece fuera de Andalucía, algunas personas que en otros tiempos formaron parte del sindicato subrayan el régimen de monopolio político e institucional que Gordillo ha impuesto en el municipio que regenta, donde vivir fuera de la órbita del SOC (Sindicato de Obreros del Campo) se ha convertido casi en una heroicidad, por la presión interna y por el control absoluto que el sindicato ejerce sobre el reparto de ayudas y puestos de trabajo en Marinaleda, un pueblo que, habiendo ejercido una influencia grande sobre su entorno, no ha conseguido ni exportar el modelo ni tampoco atraer nuevos habitantes -al reclamo, por ejemplo, de la vivienda realmente barata- o ‘inversores’ de la comarca a la localidad.

Fuente:ELmundo.es/Efe/Foto: Jenu/Maquet:ErDesvan.com
Anuncios
Posted in: Crisis