Economistas andaluces piden quitar el PER porque favorece ‘el fraude y el clientelismo’

Posted on 23 agosto 2012


AGRICULTURA | ‘El sistema es ineficiente, ineficaz e injusto’, dicen

Ayuntamiento de Marinaleda. Foto: Jenu

Ayuntamiento de Marinaleda. Foto: Jenu

  • “Es uno de los estigmas más negativos de los andaluces en el país”
  • Aseguran que no significaría dejar desprotegidos a los actuales beneficiarios

Efe | Sevilla

El Observatorio Económico de Andalucía propugna la eliminación del programa de fomento del empleo agrario (antiguo PER) y una reforma en profundidad de las políticas de empleo que pasa por excluir a los sindicatos y a los empresarios de la gestión de los cursos de formación continua y ocupacional.

En un informe titulado ‘Programa de ajuste y competitividad para Andalucía’, el Observatorio económico, integrado por profesionales independientes de distintos ámbitos, basa la necesidad de acabar con el PER en que se concibió hace varias décadas como una medida transitoria y “constituye un terreno abonado para el fraude y el clientelismo y uno de los estigmas más negativos de los andaluces en el resto del país”.

Además, alega que no se puede sostener un sistema “ineficiente, ineficaz e injusto sobre la base de que los jornaleros andaluces se verían obligados a cambiar de trabajo o abandonar sus pueblos de origen, cuando actualmente se está produciendo una creciente emigración de trabajadores formados y con notable capital humano.

No obstante, el informe sostiene que la eliminación del programa de fomento del empleo agrario no significa dejar desprotegido al actual colectivo beneficiario sino que se le podrían aplicar las prestaciones convencionales que el Estado del Bienestar prevé en casos similares.

Para este grupo de expertos, el sistema de incentivos del PER es “tan perverso que supone una verdadera trampa de la pobreza para colectivos de trabajadores de baja cualificación, cuya renta es miserablemente sostenida durante años sin atajar las causas últimas del desajuste entre la oferta y la demanda de trabajo”.

Además, sostienen que el argumento convencional de que, en ausencia del PER, se produciría una masiva emigración a las ciudades o profundas bolsas de pobreza rural es “desconocer la realidad o condenar a generaciones enteras a un subsidio ínfimo que induce a la búsqueda de ingresos complementarios en la economía sumergida”.

En política de empleo el Observatorio Económico de Andalucía apuesta por una reforma integral tras constatar el “rotundo fracaso” de las políticas activas, competencia de la Junta, y el “inmenso derroche de recursos de los programas de formación”.

Aboga por separar a los sindicatos y los empresarios de la gestión de los cursos de formación continua y ocupacional y por hacer una programación de los cursos atendiendo a las demandas de las empresas y colectivos de trabajadores y desempleados organizados, optar por concursos públicos para la asignación de los programas docentes a empresas de formación y controlar y publicitar los resultados por agencias independientes.

Anuncios
Posted in: Agricultura, Crisis