Los trabajadores de La Línea, ‘al límite’ por el impago de nóminas.

Posted on 7 diciembre 2012



ErDesvan.com/Cadiz/La linea/En algunos casos llevan hasta ocho meses sin cobrar.

  • Cuatro ediles agredidos por empleados municipales que exigían sus nóminas
  • ‘No contamos con ingresos en un año vista’, lamenta la alcaldesa del PSOE
  • Los impagos afectan a 750 trabajadores municipales más el equipo de gobierno
  • ‘Hay agentes que se han acostumbrado a vivir en la miseria’ dice un policía

Efe | La Línea (Cádiz).

El policía municipal Jesús López, casado y con hijos, ha perdido casa y coche. | Efe

El policía municipal Jesús López, casado y con hijos, ha perdido casa y coche. | Efe

Los 750 trabajadores del Ayuntamiento de La Línea de la Concepción (Cádiz) se enfrentan ya a situaciones límite porque les adeudan unas ocho nóminas, una situación a la que no ven final y que ha llevado a muchos a perder sus casas y a tener que recurrir a la solidaridad de sus familiares para poder vivir.

“Esto es una Grecia en municipio”, dice Rafael Urbano, un policía local de La Línea, una localidad de cerca de 70.000 habitantes y en la que la crispación está creciendo al punto de que el jueves cuatro concejales del equipo de gobierno fueron agredidos cuando salían de inaugurar una exposición de belenes.

La agresión ocurrió en una de las protestas con la que algunos empleados municipales acompañan los actos a los que acude el equipo de gobierno municipal, en protesta por los impagos de sus salarios, que sufren desde hace años en este municipio gobernado ahora por el PSOE, con el apoyo del PA, y anteriormente por el PP y el GIL.

El policía municipal Jesús López, de 38 años, casado y con un hijo de 4 años, es uno de los empleados municipales que ha perdido ya la casa y el coche porque no ha podido hacer frente al pago de su financiación.

“Nos fuimos de alquiler y lo hemos tenido que dejar también. Ahora un familiar nos ha dejado vivir en una casa que tiene vacía y en venta, en cuanto la venda nos tendremos que ir”, cuenta este agente que dice que en poco sólo le faltará “mendigar”.

La alcaldesa de La Línea, la socialista Gemma Araujo, dice que el equipo municipal está “atado de pies y manos” para solucionar el problema desde que entró en el gobierno: “No contamos con ingresos en un año vista”, lamenta.

“No me canso de agradecer el esfuerzo de la plantilla, que sigue trabajando todos los días con normalidad. Es para quitarse el sombrero”, dice esta alcaldesa para la que resulta “muy duro” saber “las difíciles situaciones en las que viven muchos de los trabajadores municipales. Nos las hacen llegar, y todos los días te encuentras con algo nuevo”.

‘Cobramos cuando cobra la plantilla’

La situación también afecta a los integrantes de la corporación porque “cobramos cuando cobra la plantilla”. “Algunos concejales lo soportan bien, porque cuentan con los ingresos de su pareja. Pero otros, no”, dice la alcaldesa, que no quiere comparar la situación con la de los empleados porque “la política es voluntaria, y nosotros lo que estamos obligados es a garantizar que ellos cobren”.

El delegado sindical de CCOO en el Ayuntamiento, Jesús González Aragón, asegura que la situación es “más que lamentable” porque afecta a más de 750 familias con una nómina media de unos 1.150 euros y que, en muchos casos, es la única que entra en sus casas.

La gente está en una situación de desánimo total. Les están quitando las hipotecas, los intereses del banco les están asfixiando, y cada vez estamos más cerca de una situación catastrófica. Tienen que buscar una solución”, afirma.

“He visto agentes pasar vergüenza porque han venido compañeros a traerles una olla de comida”, dice Luis Santamaría, portavoz del centenar de agentes de la Policía Local, que desde hace tiempo patrullan a pie o en autobús porque el Ayuntamiento no tiene tampoco dinero para mantener vehículos ni desde hace dos años les da ninguna prenda del uniforme.

“Lo más triste es que hay compañeros que se han acostumbrado a vivir en la miseria”, añade.

La situación influye en su labor, especialmente en este colectivo de policías municipales: “con esta situación uno no está centrado para trabajar, yo incluso he estado de baja porque esto repercute en todo”, dice Jesús López, que lleva 15 años trabajando como policía municipal, un puesto al que accedió después de prepararse unas oposiciones “con mucho esfuerzo” y con la aspiración de lograr la estabilidad económica que supuestamente le daría ser funcionario.

Para ellos, ahora, ser empleados municipales se ha convertido “en una anaconda” que les lleva a trabajar todos los días sin saber cuando cobrarán por ello. “Es para volverse loco”, dice Rafael Urbano.

PUBLICIDAD

PADRE RICO, PADRE POBRE

Padre Rico, padre pobre : que les enseñan los ricos a sus hijos acerca del dinero… (Padre Rico Advisors) [Tapa blanda]

Robert T. Kiyosaki (Autor)

Precio recomendado: EUR 13,09
Precio: EUR 12,44   Detalles
Ahorras: EUR 0,65 (5%)

Anuncios
Posted in: Crisis, La Linea