Obtenían medicamentos con las tarjetas de ancianos fallecidos de la residencia en que trabajan.

Posted on 17 enero 2013



ErDesvan.com/ESTAFA | El importe del fraude asciende a 4.367,82 euros

  • Hacían acopio de medicinas para administrar a otros residentes
  • Abren expediente al centro, además, por su “deficiente control de fármacos”

Efe | Almería

La Guardia Civil ha imputado a los dos responsables de una residencia de ancianos de Vícar (Almería) por una estafa consistente en la obtención irregular de fármacos con la tarjeta sanitaria de veinticuatro personas fallecidas, entre enero de 2010 y junio de 2012.

La Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía, que puso las irregularidades en la facturación en conocimiento de la Guardia Civil, ha cifrado el importe del fraude cometido contra el sistema público de salud en 4.367,82 euros, ha informado el instituto armado.

Durante una visita a la residencia, los inspectores de la Delegación Territorial de Salud y Bienestar Social de la Junta detectaron una serie de irregularidades en la facturación de medicamentos, dispensados mediante receta electrónica, a pacientes fallecidos de la residencia.

En su investigación, la Guardia Civil verificó que en la residencia se continuaba haciendo uso de la tarjeta sanitaria de ancianos residentes después de su fallecimiento.

De este modo, los responsables de la residencia obtenían los medicamentos y productos sanitarios de forma gratuita, y generaban así un sobrecoste al sistema público de salud con el objetivo de hacer acopio de las medicinas para administrarlas al resto de residentes.

Retirada durante el periodo de tratamiento

Los fármacos habían sido previamente recetados a los pacientes por sus respectivos médicos para un periodo de veinte días, periodo tras el cual había que renovar las recetas.

Tras el fallecimiento de los residentes, los imputados continuaban retirando los fármacos durante el periodo de validez del tratamiento.

Los dos responsables de la residencia han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería.

Al margen de la imputación de los dos responsables, la Dirección de la Inspección Provincial de Servicios Sanitarios ha propuesto la apertura de un expediente sancionador por falta de control y precaución en la conservación y custodia de medicamentos, ya que los inspectores detectaron la existencia de algunos caducados.

Según ha apuntado la Delegación del Gobierno de la Junta, la residencia presentaba una “deficiente conservación de fármacos que requieren condiciones especiales de temperatura y que deben permanecer refrigerados en todo momento”.

Los inspectores descubrieron que el centro no disponía de un depósito adecuado de medicamentos para la preservación de las medicinas y los productos farmacéuticos, a pesar de estar obligado a ello en virtud de la normativa legal vigente.

Anuncios
Posted in: