Iván Ramírez será juzgado por asesinato y seguirá en prisión.

Posted on 5 marzo 2013



Iván Ramírez . Foto: La Voz       

ErDesvan.com/Sierra/Tribunales.

La jueza ha desestimado hasta en tres ocasiones las peticiones la libertad provisional de este enfermero ubriqueño    
S. TUBIO | CÁDIZ.

La jueza que instruye la causa abierta contra el enfermero ubriqueño Iván Ramírez, acusado de matar a su esposa Laura Aróstegui, ha dictado auto de apertura de juicio oral. El juzgado nº2 de Telde, en Gran Canaria, concluye el último paso antes de que un tribunal popular, atendiendo al delito en curso, juzgue por asesinato a este gaditano que lleva en prisión preventiva desde julio de 2010. La pareja, que trabajaba en la rama sanitaria en centros hospitalarios de la isla, contrajo matrimonio en 2009; una relación de la que nació un niño cuya custodia tienen, por ahora, los abuelos maternos. Laura falleció ingresada en el hospital tras un empeoramiento progresivo de su estado de salud. La jueza instructora mantiene intactos los mismos argumentos que le llevaron a dictar prisión preventiva y desestimar hasta en tres ocasiones las peticiones de puesta en libertad provisional formuladas por la defensa.

Considera que Iván Ramírez «acuciado por las deudas y las fuertes discusiones» con su pareja fue envenenando paulatinamente a Laura para simular que la joven sufría una extraña enfermedad. «Comenzó a administrarle talio, un metal pesado gravemente dañino para el ser humano». Posteriormente, sigue relatando la jueza, el acusado, «abusando de la confianza de su esposa», le habría seguido dando sin que ella se percatara «benzodiacepinas, opiáceas e insulina» que le provocaría una hipoglucemia severa.

En el auto, la instructora acuerda mantener en prisión al imputado hasta que se celebre el juicio. Tan sólo días antes, el letrado de Iván Ramírez presentaba un nuevo escrito -el cuarto- pidiendo la libertad provisional de su cliente y lo acompañaba con más de 4.000 firmas a favor de este cambio de medida cautelar. La defensa esgrime como prueba principal a favor de la inocencia del joven ubriqueño, un informe de dos prestigiosos catedráticos de Medicina Legal, que de forma rotunda concluyeron que Laura no había fallecido de muerte violenta, señalaban errores de los forenses cuando hicieron la autopsia, e identificaban la causa de la muerte en una afección denominada almacenamiento de glucógeno.

Publicidad Grupo ErDesvan

desguaces-villamartin16
Fuente: La Voz de Càdiz
Anuncios