El Guadalete se desborda a su paso por la barriada de La Ina

Posted on 8 marzo 2013



El Guadalete, muy crecido, a su paso por la barriada La Ina. | A. L.

ErDesvan.com/CLIMATOLOGÍA | No ha llegado a ningún núcleo de viviendas

 

Andros Lozano | Jerez de la Frontera

El cauce del río Guadalete no ha soportado la crecida de su caudal durante las últimas horas y en la mañana de este viernes se ha desbordado a su paso por la barriada rural jerezana de La Ina. Pese a que ha anegado explotaciones agrarias de la zona y se ha abierto paso por algunas carreteras cercanas, el agua no ha alcanzado las viviendas de los vecinos.

La cota del río se ha situado en torno a los 5,60 metros, diez centímetros por encima del límite que marca el desbordamiento. El agua ha obligado a cortar la calzada de acceso. Protección Civil ha alertado del riesgo de aislamiento en la zona.

Las autoridades han decretado el cierre temporal del colegio público de La Ina, al igual que ha sucedido en el centro del aula rural de Rajamancera. En total, 146 alumnos se han quedado sin acudir a clase, aunque esta mañana muchos padres ya habían decidido dejarlos en casa.

Pese a la lenta pero incesante subida del río, el delegado municipal de Seguridad del gobierno de Jerez, Javier Durá, ha asegurado que no espera que el agua alcance barriadas como las Pachecas o El Portal, donde en 2010 sus vecinos sufrieron una fuerte riada.

El concejal ha explicado que el agua que sigue desembalsándose desde la sierra ha incrementado de nuevo el caudal del río. Sin embargo, ha añadido que no prevé que las casas se vean afectadas.

Mientras el agua gana poco a poco terreno a la zona sur de Jerez, las presas de Arcos de la Frontera y de Bornos, esta última al 97% de su capacidad, continúan achicando en torno a 180 metros cúbicos por segundo.

La Dirección General de Tráfico (DGT) mantiene cortadas tres carreteras en la zona rural jerezana y ocho más en poblaciones de la sierra de Cádiz. El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ha señalado que aunque la situación está estabilizada aún hay “mucho riesgo”.

Fuente: Diario Elmundo.es

Anuncios