La Junta ‘ignora’ las quejas de padres por servirse comida caducada en un colegio

Posted on 21 abril 2013


Imagen de un recipiente con alimentos caducados que servidos en el colegio.  E.M.

Imagen de un recipiente con alimentos caducados que servidos en el colegio. | E.M.

ErDesvan.com/GRANADA | También ponen alimentos a los que niños son alérgicos.

Lo publicaba asi el Diario Elmundo.es…

  • El AMPA del Elena Martín Vivaldi exige que se cambie a la empresa
  • Educación asegura que todo está arreglado tras varias reuniones

José A. Cano | Granada

El Colegio Público Elena Martín Vivaldi, de Granada, es de reciente creación, tanta que apenas ha empezado a funcionar este curso y su calle, Esparteras, no aparece todavía en algunos callejeros. Los padres del AMPA son debutantes, pero este diciembre se encontraron con una queja común en muchos centros: el servicio de comedor era ineficaz, hasta el punto se servir alimentos caducados o poner alimentos a los que son alérgicos a algunos niños. Pero lo que empezó como protesta casi interna es ya un enfrentamiento directo con Educación por ningunearlos.

Jerónimo González, representante del AMPA en el Consejo Escolar, comenta que a estas alturas “es más el proceso que el comedor, aunque nos preocupe mucho lo que coman nuestros hijos”. Cuando presentaron el primer escrito, con fotos de comida caducadas y las firmas de los 83 padres usuarios del comedor, “pensé que sería fácil”. Dos meses después “no entendemos nada”.

Las quejas empezaron por las digestiones pesadas de los niños más pequeños. Luego llegó comprobar la escasez de las raciones. Finalmente, hubo madres que empezaron a comprobar por su cuenta que no se cumplían los menús, y una que llegó a fotografiar las etiquetas de comida que se servía caducada después de tres días.

La delegación de Educación concertó varias reuniones entre AMPA, dirección y empresa –Dujonka SL–, sin ningún éxito, aunque la respuesta oficial de la Consejería es que después de las mismas “todo está solucionado y las raciones vuelven a ser reglamentarias”.

La semana pasada, tras hacerse públicos en la prensa local los primeros desencuentros, y respondiendo la Delegación de Educación que tras varias reuniones la empresa había puesto solución a los problemas, la dirección del centro dio trámite a algo más de una veintena de actas de incumplimiento de la hoja de servicios al Ente Público Andaluz de Infraestructuras y Servicios Educativos (ISE) constatando que las deficiencias en el menú se mantenían.

Fuentes del centro apuntan a que, a partir de ese momento, comenzaron las “presiones” desde el mismo ISE y la delegación para que se diese “carpetazo interno” al asunto. El AMPA constata que la actitud de los profesores cambió a partir del lunes 15 de abril, cuando estaba previsto, a petición de los padres, que el Consejo Escolar aprobase la creación de una comisión vinculante para evaluar el servicio, que finalmente la dirección sacó del orden del día. Fuentes del profesorado aseguran que la orden es “impedir que se vote”.

Obligación de hacer informes de calidad

La principal queja del AMPA ya es la “total desconfianza” tanto en la empresa como en el ISE. Educación sigue insistiendo en que todo funciona cuando “no es cierto en absoluto”, y en las inspecciones que ha realizado el ISE “no se ha dejado que esté presente el presidente del AMPA por no considerarlo un interlocutor válido. Simplemente quieren que los padres no quedemos callados y ya está”. Entre otras cosas, el ISE tiene la obligación de hacer informes de la calidad de la comida que los padres y el colegio han pedido, pero nadie tiene noticias de si han llegado a realizarse.

EL MUNDO.es ha intentado sin éxito ponerse en contacto con Dujonka SL. Por otro lado, ha podido saber que hay, al menos, otro centro en la provincia donde se han producido quejas ante el servicio de dicha empresa, el CEIP Nuestra Señora del Rosario, del municipio de Calicasas.

Y en Cádiz, en el CEIP Reyes Católicos, la asociación de consumidores Facua ha denunciado formalmente también a Dujonka por los mismos motivos. Además, en 2009 varios colegios de la provincia de Málaga presentaron quejas por motivos muy similares a los que afectan ahora a los padres granadinos.