Puente Genil. Villa Romana de Fuente Álamo

Posted on 11 febrero 2014


LOGO FUENTE ALAMO2

ErDesvan/Lugares/Turismo.

La villa hispano romana de Fuente Álamo se encuentra aproximadamente a 3 Km. al NE del casco urbano de Puente Genil, accediendo por la carretera que conduce a la aldea de Los Arenales.
Situada junto a un arroyo, actualmente el pago esta ocupado por cultivo de olivar. Fuente Álamo es una villa hispano romana como tantas otras que proliferan en los S. III-IV d.c. en Hispania. Queda inscrita administrativamente dentro del Conventus Iuridicus Astigitanus, como todo el valle medio del Genil.
A simple vista, en el yacimiento podemos encontrar una diseminación de viejas edificaciones romanas, dispuestas mas o menos en relación con la fuente de agua y con una evidente interconexión entre ellas que nos dan una visión de conjunto. Restos de diferentes tipos de obras de construcción romana en toda la zona nos evidencian un núcleo de asentamiento de relativa importancia.
Fuente Álamo destaca, especialmente, por su interesante conjunto musivario. Son numerosos los pavimentos musivarios encontrados y aún más los que están por aparecer, todo lo cual nos habla inequívocamente de la importancia del asentamiento, así como de los gustos, poder adquisitivo y status social del propietario de la finca.Sin duda alguna, la Villa Romana de Fuente Álamo posee uno de los conjuntos figurativos y geométricos más importantes de España. El mosaico es un arte decorativo usado para pavimentar suelos o decorar muros, que utiliza teselas, pequeños fragmentos de cristal, mármol, cerámica o piedra para crear imágenes o dibujos.

Los mosaicos son, en la mayoría de los casos, una obra anónima. La elaboración de un mosaico era un trabajo muy laborioso que requería un reparto muy estricto de las tareas e intervenía un número elevado de personas. La mayoría de estos artesanos se desplazaban de una ciudad a otra para realizar el trabajo. De sus clientes aún se sabe menos todavía. Si podemos afirmar que el mosaico es una expresión de poder, reflejo de la posición social y la fortuna del cliente.

Baco

Los romanos utilizaron los mosaicos para presentar las más variadas escenas, de la naturaleza, de la vida cotidiana, de los juegos o de los dioses. Hasta el momento en Fuente Álamo los mosaicos figurativos representan imágenes vinculadas al mundo de los dioses. Para el romano la presencia de lo divino es constante, cada decisión en la vida diaria y hasta cada gesto están sometidos a la mirada de los Dioses.

Tres son los mosaicos que destacan en Fuente Álamo, el de las escenas de la vida de Dionisos; el denominado de las Tres Gracias y el Mosaico Nilótico. ¿Sabías que constituyen ejemplares únicos en todo el Imperio Romano? Todos pueden ser contemplados en la propia villa, tratándose el Nilótico de una copia del original.

Junto a los figurativos, existen en Fuente Álamo mosaicos geométricos de distintas épocas, facturas y composiciones, tanto bícromos como de varios colores. Algunos de ellos se encuentran también en el Museo Histórico Municipal.

Vista General

Mil años de la historia de Andalucía pueden encontrarse en Fuente Álamo. Romanos, visigodos y árabes han dejado una huella que, enterrada durante mucho tiempo, hoy comienza a ver la luz. Sin embargo, lo más llamativo de lo que se puede ver corresponde a una parte de la gran casa que los romanos llamaban villa y donde el señor residía rodeado de todo lujo y comodidades con su familia y personal de confianza.

Destaca la gran sala de recepción de planta cuadrada rematada por una cabecera semicircular. Aquí el señor haría ostentación de su poder recibiendo a clientes y amigos. A continuación dos antesalas o vestidores de lo que podrían ser los dormitorios y una gran habitación destinada al culto que remata en ábside.

Al otro lado del arroyo se abren nuevas zonas de habitación y junto a ellas el conjunto de termas privadas donde el propietario realizaba el circuito del baño diario. Querido y apreciado por los romanos tanto por higiene personal como por disfrute social.

Los materiales utilizados en la construcción de la villa fueron la piedra, el ladrillo, la teja o el mármol.

Por el tipo de edificación, los materiales empleados, la extensión de los restos y los mosaicos encontrado, nos encontramos ante una familia, miembro de una minoría dominante, con gran capacidad económica y prestigio social que quiso disfrutar de en su residencia del confort de las viviendas urbanas con las ventajas añadidas de la vida en el campo.

Posted in: Turismo